Aerotermia

 

Una energía limpia, accesible y muy rentable que se puede instalar en todo tipo de viviendas, empresas y locales. Además es un sistema sostenible, diferentes estudios sostienen que generan una cuarta parte de emisiones de dióxido de carbono en comparación con los eléctricos, la mitad que los basados en gasóleo y un 10% menos que los que utilizan gas.

En comparación con otros sistemas de climatización menos eficientes, la aerotermia logra ahorros energéticos de hasta el 75%.

En las nuevas edificaciones, el sistema de aerotermia en los últimos 2 años aumentó por encima del 70%.

¿Cómo funciona?

En términos sencillos, la aerotermia es un sistema energético que permite emplear el aire del exterior de la vivienda o local para producir aire caliente, aire frío e, incluso, para calentar el agua.

Una bomba de calor aerotérmica cumple su función de climatización mediante el uso de aire del exterior de la vivienda, transformándolo en energía y convirtiéndolo en aire frío o caliente, según la época del año.

Se instalan de forma muy sencilla y transforman la energía convirtiéndola en aire caliente, aire frío o agua caliente. Se precisa de una unidad exterior y una o varias unidades interiores

Además es compatible con otras fuentes de energía renovable, como la solar fotovoltaica y la solar térmica.

Geotermia

 

La geotérmia procede de la energía almacenada en forma de calor que existe debajo de la superficie terrestre, y que aprovecha de suelos, rocas, y aguas subterráneas.

Se trata de una energía limpia, renovable y altamente eficiente. Su aplicación abarca desde grandes edificios -hospitales, fábricas, etc.-, hasta viviendas e incluso inmuebles ya construidos.

En los hogares, esta fuente de energía puede utilizarse para hacer funcionar la calefacción, proporcionar agua caliente, o refrigerar la casa.

¿Cómo funciona?

Para extraer ese calor de la tierra, se empieza enterrando a cierta profundidad una red de tubos captadores, que será por los que circule el fluido refrigerante que captará el calor del terreno. Así, gracias a una bomba de calor geotérmica, el fluido puede circular, o bien elevando la temperatura hasta los 25 o 26 grados en invierno, o dejando la temperatura como está en el subsuelo (unos 14 grados) en verano.

Primero se realiza un estudio previo del terreno para averiguar cuál es la dureza del suelo y la temperatura del mismo. Por lo general, cualquier suelo es bueno. Posteriormente requiere realizar unas perforaciones en el suelo y habilitar dentro de la vivienda una pequeña sala de máquinas

La principal ventaja de la energía geotérmica es que se trata de una energía renovable que no produce gases de efecto invernadero al no haber proceso de combustión.

Los costes iniciales que requiere la instalación, por la maquinaria que se usa y la profundidad de las perforaciones, son muy elevados, no obstante, es una inversión que se puede amortizar en cinco o diez años y, si además se hace un mantenimiento correcto, puede llegar a durar hasta cincuenta años sin dar problemas. Una vez amortizada la inversión inicial, se pueden llegar a obtener unos ahorros de del 45% por ciento si lo comparamos con el consumo de gas natural, o del 60 % por ciento con relación al gasoil.

Tipos de Energía: Ventajas y desventajas

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies