La nueva Ley Hipotecaria, regulada en la Ley 5/2019, de 5 de marzo, reguladora de los contratos de crédito inmobiliarioestablece que los gastos de formalización de la hipoteca que comprenden los aranceles notariales, la inscripción en el Registro de la Propiedad y los gastos de la gestoría debe pagarlos la entidad bancaria, mientras que la tasación y el Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados (IAJD) los deberá abonar el hipotecado. No obstante, ¿qué ocurre con aquellos hipotecados que firmaron su hipoteca antes de la entrada en vigor de la nueva Ley Hipotecaria?

Parece que los hipotecados que firmaron su hipoteca con anterioridad también podrían estar exentos del pago de parte de los gastos hipotecarios, dado que el pasado 26 de octubre el Tribunal Supremo dictó una sentencia relacionada con el reparto de los gastos de formalización de las hipotecas y que inclina la balanza a favor del consumidor, ya que le permite ahorrarse la gestoría.

De este modo, si en su momento abonaste los gastos hipotecarios, los puedes ahora reclamar sin necesidad de acudir a los tribunales, gracias a la demanda que ha sido recientemente ganada por Asufin (Asociación Usuarios Financieros). Se han anulado las cláusulas de atribución de gastos hipotecarios y unos 15 millones de hipotecados podrán recuperar unos 1.500 euros. Detallamos a continuación en más detalle lo ocurrido:

Al financiar la adquisición de una vivienda, existen dos tipos de gastos de formalización que hay que abonar:

  1. Los de compraventa (asociados a la escritura de la propiedad del inmueble).
  2. Los gastos de constitución de la hipoteca.

El consumidor antes debía asumir el 50% del coste de la notaría y la gestoría y el 100% del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (IAJD), mientras que la entidad debía abonar la mitad de la notaría y la gestoría y el 100% del registro.

Pero en el fallo de octubre, el Supremo cambia de criterio y obliga a la entidad financiera a asumir el 100% del gasto de la gestoría, librando por tanto al consumidor de abonar la mitad de dicho coste.

Los afectados no necesitan iniciar una demanda individual, con los costes y tiempo que ello conlleva, sino que directamente pueden verse beneficiados por el éxito de la demanda colectiva de Asufin, (Asociación Usuarios Financieros)

De modo que los hipotecados antes señalados podrán recuperar hasta una media de 1.500 euros sin necesidad de litigar.

Además, la demanda colectiva ganada en tribunales le evitará a los afectados los tiempos de un procedimiento ordinario, con sus diferentes fases de la instrucción, que pueden asciender a un año y medio, mínimo, de admisión a trámite y otros tres de tramitación.

 

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies