Antes de comprar una casa y de pedir la hipoteca es importante recopilar información sobre la vivienda en cuestión.

La nota simple es uno de los documentos que más datos nos aporta sobre el inmueble a comprar, y además es imprescindible en cualquier proceso de transacción inmobiliaria y aconsejable conocer la realidad jurídica del inmueble para evitar sorpresas.

¿Quién puede solicitar una Nota Simple registral?

Cualquier persona puede solicitar esta información. Tan solo hay que transmitir al Registro que existe un interés legítimo en la consulta. Normalmente, es suficiente con aludir al interés de compra de la vivienda, o a situaciones como una investigación jurídico-económica por la solicitud de un crédito o por la que se necesite conocer la titularidad de la vivienda, como la interposición de acciones legales contra la finca.

Si solicitas una tasación, la nota simple es un requisito obligatorio que se debe presentar al técnico tasador. En Fincas Uleta nos encargamos de facilitar la nota simple a la persona física o jurídica que la necesite y que intervenga en la operación.

¿Qué datos se necesitan para solicitar una Nota Simple?

En nuestro caso, por ser Inmobiliaria, los requisitos se reducen.

Como particular, es probable que los registradores te pidan  una serie de datos para identificar la finca. En concreto, es necesario aportar alguno de los siguientes:

  • Número de la finca y ubicación en el registro de la propiedad.
  • Localización física de la finca, con dirección completa.
  • Datos del titular o titulares de la finca, como su DNI.
  • Identificador único de finca registral, que se conoce como Idufir
  • La referencia catrastral.

¿Cuándo podemos  necesitar la Nota Simple de un inmueble?

 Cuando tengamos que acreditar la titularidad, la descripción y las cargas de un inmueble ante particulares, organismos públicos (administraciones tributarias, juzgados, etc.), u otros registros administrativos (por ejemplo, el catastro Inmobiliario).

En Fincas Uleta además de solicitar la nota simple,  nos encargamos de aportársela a la entidad  que vaya a concederte la financiación, al tasador, a la notaría o a  ente que la requiera para el fin de la compraventa.

¿Qué información nos aporta?

Entre la información que aporta encontramos datos sobre la propiedad, superficie (inmueble y terreno en su caso), así como la situación jurídica, si consta de cargas pendientes como hipotecas o embargos, o si existen limitaciones de uso.

En el caso de inmuebles en una división horizontal, también se aporta datos sobre la cuota de participación en la comunidad de propietarios.

Por otro lado, también se puede conocer a través de documentación registral si el inmueble tiene vinculado uno o más anexos, garaje y/o trastero, en cuyo caso transacción tiene que ser conjunta de todos los elementos que forman la finca registral.

¿Dónde se solicita?

La nota simple se pide en el registro de la propiedad o en la página del Colegio de Registradores de la Propiedad y Mercantiles de España.

¿Cuánto se tarda en recibir?

En nuestro caso y por ser profesionales de la intermediación la obtenemos al momento, bien de forma telemática o bien de forma presencial en muchos casos.

Para un particular, el plazo normal desde que se pide la nota simple hasta que se recibe es de entre 24 y 48 horas, que es tiempo necesario para encontrar el documento, verificarlo y enviarlo.

Desde Fincas Uleta, os aconsejamos a todos los propietarios solicitar una nota simple informativa tras comprar el inmueble  para aseguraros que están correctos los datos y la titularidad en el registro de la propiedad.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies